Citas a ciegas

Freepik
Querido Diario:

Love is in the air y yo saco mi Baygon. No tardas en quedar soltera cuando ya te están empatando con cualquiera que esté en las mismas condiciones, lo peor es que también por nuestra parte lo buscamos; nos valemos de lo que sea, hasta al Tinder le hacemos el tiro.



Hace unos días fleché un hombrecillo, en apariencia elegante, de buen ver y futuro brillante, pero como siempre, algo malo tenía. Lo peor es que ya después de comer tanta caca, ya cualquier cosa te espanta y este Juanillo no fue la excepción

  • Pues corrían días de tremenda soledad, acaba de salir de una relación importante y buscaba... calor humano o por lo menos alguien con 3 neuronas de más que tuviera buenas conversaciones, acto seguido me valí de mi celular, descargué una aplicación y con la pena del mundo (ya saben, deseando no encontrarme nadie conocido ahí dentro) me registré.
  • No me compliqué, soy cero fotogénica y por un momento pensé en buscar una foto de Cara Delevigne, pero recordé que es muy famosa y nadie se tragaría el cuento, por fin decidí poner alguna donde pudiera aplicar filtros y verme como la Cara.
  • Empieza la cacería y veo puro feo con cara de necesitados, empiezo a perder la fe en la aplicación; me crucé con uno que otro compañero de trabajo que de paso bloquee y al fin, el guapillo apareció y coincidimos.
  • Empieza la hablada ¿de dónde eres, qué haces, en qué trabajas, te gusta el cine? si, lo sé, esas preguntas pre editadas que decimos una y otra vez, pero que tal vez este si sea el enviado por el cielo, el fechado por el angeillo ese que viste pañales.
  • Me llama por primera vez, la expectativa de escuchar su voz por primera vez y la verdad no fue que me encantó, pero no puedo pedir más, no recibía una llamada masculina desde hace más de seis meses.
  • Me invita a salir, pienso que puede ser un loco violador en serie y le cito en un lugar público lleno de gente, luego pensé que he estado sequía sexual y puede que esa no sea la mejor idea, pero no me retracto.
  • Me muñequee, usé contouring y quedé como copia de Kim Kardashian, esa noche encontraría a mi Kanye West, me lo decía el cielo, me lo repetía la vida; aunque en el fondo sabía que era una de idea bastante estúpida, seguí con el plan.
  • Chequeo sus fotos nuevamente y confirmó que si es mi tipo, que el Juanillo ese, al menos en fotos, es de buen ver. Tomó unos minutos y combino nuestros apellidos, edito nuestras invitaciones de la boda y contrato la Planner Wedding.
  • Luego eliminó del archivo las invitaciones y llamé a cancelar a la planner; porque existe una gran posibilidad que mi Orlado Bloom se parezca más a Gollum y que tuviera que salir huyendo del lugar.
  • Suena el carro fuera de mi casa y corro como loca, perdí mucho mi tiempo alistando lo que realmente no necesitaba. Me da chance de tomar mi bolso, arreglarme el vestido y el pelo en el espejo y salgo con aires de despreocupada y relajada.
  • Salgo y me topo con un hombre de medio ver, pero que más da, ya estoy lista y queda terminar la cita; en fin tuvimos un viaje al restaurante lleno de momentos incómodos y falta de química.
  • Llegamos a nuestro destino, empieza a hablar y dice pura babosadas, me rió de cortesía y me tomó como shots las sangrías. Revisó el menú en busca de algún platillo que me enfermará el estómago.
  • Lo encontré,  los nachitos serían mi salvación, comí como una puerta mientras Juanillo me veía con cara de"la dama se convirtió en bestia".
  • El estómago me patea, nunca había estado más feliz de sufrir diarrea, vuelo al baño, me deshago de lo que tengo de más mientras llamo un Uber.  Una vez que terminé me despido del muchachillo y salgo elegantemente del lugar.
  • Me clavé en mi transporte de regreso a clase y me aseguré de borrar de mi mente y mi celular todo rastro de Juanillo, y de pasó eliminé esa puerca aplicación del demonio.
  • Llegó a casa, me pongo ropa de indigente, busco mi mantita, abrazo a mi gata y prendo la TV; acto seguido me juro que no lo vuelvo a repetir... Por lo menos durante los próximos seis meses.
La moraleja es no buscar lo que no he perdido, si no lo tengo es porque no es el momento y tengo que grabarme eso muy bien, al fin que muchas de estas salidas no sirven ni para pasar el rato.

19 comentarios:

  1. Hola , me ha encantado la historia pero más la conclusión que has sacado creo que tienes toda la razón cada cosa llega cuando tiene que llegar y sino que me lo digan a mí que nunca he tenido pareja pero ni me ha importado no tenerla , no me gusta eso de las aplicaciones me dan miedo me sentía muy identificada cuando decias que te daba cosa que pensabas que sería un maltrarador y quedaste en un sitio que pasa mucha gente bss

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Me declaro hipermegafan desde ya, si no lo había dicho aun, tuya.
    Tienes una chispa escribiendo que da gusto leerte la verdad. Soy de esas personas que si no nota conexión a la segunda, o tercera línia...dimito. Y contigo no me pasa. ¡Mola!¡Molas!
    Aunque con toques de humor, me ha encantado el mensaje de tu post.
    No entiendo como la gente siente la necesidad de buscar y buscar lo que cree que no tiene o que ha perdido en lugar de dejar que las cosas pasen. Obvio, que a veces necesitamos darnos un autoempujoncito para que sucedan, pero no debemos confundirlo con una patada en el culo. No, no es lo mismo.
    Yo no he sido de quedadas de este tipo en mi vida, aunque sí he tenido citas a ciegas o más bien encerronas de amigos, y aunque no "son para mí" estas apps, creo que al final un condicionante esencial es el saber el porqué estás ahí. Si es simplemente para conocer gente nueva, que no lo veo mal, bueno nada lo veo mal porque al final todo es lícito, o si erróneamente, buscas a ese Orlando Bloom...
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Jaja. Me he reído un rato. Yo también pienso que cada cosa en el momento que tiene que llegar. Hay que armarse de paciencia y saber esperar, ya que por precipitarse muchas veces nos llevamos grandes chascos

    ResponderEliminar
  4. Holaa,
    Creo que esa historia en cierto modo la hemos vivido todas en algún momento de nuestras vidas jejej!
    En fin, forzar las cosas no sirve... porque nunca funciona. Esas aplicaciones son para saber a lo que te enfrentas. Intentar sacar lo positivo y pasártelo bien. Pero el amor está en cualquier sitio y aparecerá cuando le apetezca aparecer... es así de caprichoso.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Amé tu post pasado y amé este por igual! Nunca he usado una aplicación para conocer a alguien pero Dios quiera nunca lo necesite jaja la mayor parte del tiempo he escuchado historias como estas, aunque creo que es toda una aventura nada puede reemplazar las charlas incómodas con el sujeto que ves diario en la cafetería/escuela/trabajo y que mas tarde comienza a gustarte y así, creo que el proceso de conocerse de esa manera "inesperada" es mas linda que hacerlo mediante una app. Siempre tendremos el amor propio y el de las mascotas en lo que uno espera por el príncipe azul :)

    ResponderEliminar
  6. Pero bueno, que mal, no??
    El amor es algo que aparece en tu vida sin más. Sin necesidad de usar ninguna App. Aunque me da a mi que en este caso ya ibas predispuesta a no disfrutar de la cita, no??
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado la conclusión... Yo creo que el amor, como todo, aparece sin necesidad de que lo fuerces, llegará cuando tenga que llegar, sin forzar y disfrutar del momento que te lleve a eso... Y, sobretodo, no dejar de fer feliz por buscar aquello que no podemos controlar...

    ResponderEliminar
  8. Las aplicaciones de citas de internet las carga el diablo, jejeje, a veces piensas bueno "si yo soy normal habrá por ahí alguien como yo", pero la verdad es que no, no se salva ninguno jejeje, igual aunque suene a tópico lo mejor es disfrutar de la soledad, de dormir cuando una quiera, levantarse, comer lo que apetece... es una buena época también

    ResponderEliminar
  9. jajajaja pues mira, contado con mucha gracia creo que es lo que pasa en la mayoria de citas que se dan por internet... vaya, es falta de quimica quiero decir, es complicado a veces que se establezca con alguien con quien has cruzado poco o no... a veces igual das en el clavo a la primera, en fin, lo que tenga que ser será y el amor acaba llegando, quiza cuando menos lo busco o te interesa, pero es asi.

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado tu aventura agridulce, la verdad es que hasta que no pruebas cosas de este tipo no eres consciente de como está la sociedad hoy en día. Yo hace poco me quedé soltera pero siempre he sido de conocer gente en la calle porque a través de una aplicación me produce absoluta pereza. Al menos has sabido lo que es y no te has quedado con las ganas de hacerlo. Chao Juanillo jejeje

    ResponderEliminar
  11. bueno, podía haber pasado cualquier cosa, es una pena que por educación, orgullo, aparentar y demás generalmente estas cosas salen mal pero... teniendo una gata preciosa ¿qué más quieres? jejeje yo tengo a Zuri, que es mi perrita y era mi mejor compañía hasta que apareció él, pero mientras tanto... feliz con mi gordi jejeje

    ResponderEliminar
  12. Ains nunca me he visto en esa situación pero... ¿que mal, no? Las citas a ciegas siempre me han dado un poco de respeto y es que yo soy muy introvertida y creo que las llevaría muy mal :S
    Besos desde JustForRealGirls

    ResponderEliminar
  13. jaja me hiciste recordar mi época de jovencilla, aunque en realidad pensandolo bien creo que nunca fui a una cita ciegas y nunca pase por algo asi...creo que eran otros tiempos. jaja

    ResponderEliminar
  14. La vida es muy justa y con el tiempo sabe poner cada cosa y cada persona en su lugar. Son cosas que entendemos después de, no antes. Que bonita reflexión nos dejas por aquí, es de valientes el de saber encontrar esa conclusión cuando las cosas que queremos no la obtenemos en el momento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Hola! "Love is in the air y yo saco mi Baygon" LOL!! Te cuento que acabo de tirar un buche de café en el teclado cuando leí eso. Mi esposo no va a estar contento. Mi mamá siempre dice que "a fuerza ni los zapatos entran". Creo que es lo mismo con el amor. Cuando lo estamos buscando se esconde y después llega solito cuando menos nos lo esperamos. Gracias por compartir. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa, aunque estoy demodé en lo que a tendencias de citas se refiere no puedo estar más de acuerdo en que el amor no se busca sino que llega y aunque sí podemos ayudar o contribuir a ello no sé yo si lo haría en este tipo de citas.. eso sí, me encantó leerte. Muakss

    ResponderEliminar
  17. Que tragedia, nunca he buscado pareja mediante aplicación pero tengo una amiga que conoció al amor de su vida de esa manera al día de hoy tienen una hermosa familia, pero bueno volviendo a lo que nos cuentas, debo confesar que las citas a ciegas siempre me dieron un poco de miedo y me quedo con la moraleja de esta historia.

    ResponderEliminar
  18. Lo que me puedo reir cada vez que te leo!! Eso de una cita a ciegas es un poco alocado, y más con los tiempos que corren. Pero ante la falta de compenetración nunca se me habría ocurrido provocarme un mal de estómago, lo apunto por si me hiciera falta algún día jajaja, bss!

    ResponderEliminar
  19. Me ha hecho mucha gracia tu historia, y es que con las citas a ciegas no sabes lo que te puedes encontrar. Aunque es verdad que puede que encuentres al hombre de tu vida. Y te lo digo por mi propia experiencia. Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...