Campanadas a medianoche

Medianoche
freepik

Querido diario:

Yo no olvido el año viejo, que me ha dejado cosas muy buenas... en fin, a mi no me dejo nada de lo que dice la canción, no tengo una chiva, ni una burra negra, tampoco una yegua blanca y menos una buena suegra... ¡BTW! No tengo suegra, ¡Qué sad!

Ayer en la noche, en medio de la celebración con la carnucha asada y la tomatinga de guaro, era momento de recibir el año nuevo de la mejor manera que conocemos (algún jetas inventó), comiendo las doce uvas para pedir los deseos de año nuevo; mismos que se olvidan al día siguiente con la resaca.

Bueno, continuando con el cuento, empezamos la cuenta regresiva en medio de la unión familiar y olor nauseabundo a guaro y sudor a cariño fraternal, con el racimo de uvas listo, 12 en total para representar cada mes, el reto era comerse cada una por cada campanada, parecía fácil.

Sonaron las doce, 2018 ya estaba con nosotros en todo el esplendor y el momento tan esperado llegó y esto fue lo que sucedió:

  1. La primera uva va a la boca y deseo con todo mi corazón que Dios me reparé trabajo para todo el año.
  2. Segunda uva, pido que se me abra la mente para continuar con mi carrera de Derecho y por fin terminarla lo más pronto posible.
  3. Tercer deseo, que este año si me llegue mi carta a Hogwarts y poder dejar todo botado y dedicarme al mundo de la magia..
  4. Cuarto deseo, si no junto el dinero para mi carro, por favor que los unicornios sean reales y pueda usarlos para trasladarme de un lugar a otro.
  5. Quinto deseo, si en 2017 no se dio, en el 2018 lo será y es que me repare un novio bien bueno.
  6. Sexto deseo, ya me dan ganas de copiar al resto, no sé que inventar ¡Ah si, paz mundial!
  7. Séptimo deseo, si deseo tres veces la paz mundial, probablemente se hará realidad.
  8. Octavo deseo, PAZ MUNDIAL
  9. Noveno deseo, esta shit es más difícil de lo que pensé; ¡Ay se me pasó el tiempo!
  10. Décimo deseo, veo a mi tía Carmen haciendo caras extrañas.
  11. Undécimo deseo, mi primo Pepillo le está haciendo RCP a mi tía que ya está más morada que las uvas.
  12. Duodécimo deseo, hay ambulancias en mi casa.
Basta indicar que todo terminó ahí, entre gritos de estrés y puras carreras, el guaro se bajó de un tirón y hasta olvidamos lo que celebramos. Por ende yo olvidé mis deseos, otro fin de año llegará para planear bien lo que voy a pensar en ese momento.

También tengo una propuesta para mi tío Jaimito, que compré uvas sin semillas o que mejor nos bebamos 12 copas de vino; creo que la última será la ganadora.

De mi parte, les deseo un feliz año y bienvenidos a este blog, que si bien es cierto se ha intentado escribir mil veces, pero tenía mucha madurez para escribirlo (por dicha eso se pierde con los años).

Ahora me preparo para ver el Desfile de las Rosas acompañada de carne asada recalentada y un chat en WhatsApp preguntando por la salud de mi tía que aún está en el hospital, parece que tiene problemas con una enfermera, ya que de postre le dio un racimo de uvas.

27 comentarios:

  1. Madre mía, vaya odisea de fin de año! jajajaj
    Feliz año nuevo y nada... que se cumplan todos tus deseos :D

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Jajajajaja, me ha encantado la entrada, está genial :D
    Yo creo que lo de la paz mundial lo pedimos todo el mundo, pero nadie nos debe de escuchar porque nunca se cumple! Eso sí, yo también me uno a lo de ir a Hogwarts, así que si te llega la carta ya sabes ;D
    No, ahora en serio, espero que este año sea mucho mejor que el anterior y que todos tus deseos se cumplan!!
    Besos y feliz año nuevo :33

    ResponderEliminar
  3. JUAS JUAS que entrada más divertida, tengo que decirte que cada año intento pedir un deseo por cada uva pero comer las uvas y pensar esta claro que no puedo con todo, espero que este año sigas igual de bien que el anterior, besos

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    La verdad es que este año cuando sonaron las doce yo y mi familia comimos todos las 12 uvas pero estoy segura que no pedimos ningún deseo jajaja. Alguien nos había dicho que solo era para la abundancia, no sabíamos que debíamos pedir algo. En fin, me gusto mucho tu entrada, acá también medio que nos morimos de calor pero sobrevivimos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Ay madre, vaya susto tuvieron que pasar! Si te llega la carta a Hogwarts dímelo y el año que viene lo pido yo también =) En mi casa cada uno se saca sus pipas de las uvas (yo nunca lo hago), pero por suerte no nos hemos atragantado (aún).

    Buen año!!

    ResponderEliminar
  6. amé esta entrada! bueno también me sentí culpable ni me pasó por la cabeza decir mis 12 propósitos/ deseos jajajaja pero comparto el deseo de que llegue la carta de Hogwarts! hace unos años se nos ocurrió poner globos y reventar uno por cada campanada y para hacerlo más divertido les pusimos confetí! ya te imaginarás que ya era día de la madre y el confetí seguía saliendo jajajaja

    feliz año y sigue con tu buen humor!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la entrada y el humor un tanto sarcástico que le has puesto. Ojalá tus 12 deseos se cumplan en este nuevo año, seguro que más de uno te acompañará. Las cenas de fin de año son una odisea no todo es tan bonito como parece.

    ResponderEliminar
  8. Hola, jajaja, como he disfrutado tu post y me has hecho reís como descocida, sobre todo al leer lo de las 12 uvas, vaya que te aventaste muy largas las frases yo me enfoque solo en palabras y al final ya ni sabía en que bendita uva iba, lo importante creo yo es la diversión y pasarla bien que los "deseos" son solo un empacho de uvas, un saludo nena y un placer haberte leído.

    ResponderEliminar
  9. jajaja, espero que tu tía esté mejor. Al menos esa velada no la olvidarán nunca xD Yo también la pasé con carnita asada al carbón y tranquilos en casa, nosotros no nos quedamos hasta la media noche porque somos algo dormilones jaja. Me encantó tu entrada :)

    ResponderEliminar
  10. Jajaja. Que bueno el post!!!
    Nunca me había parado a pensar en los deseos que voy a pedir según me como las uvas. Yo voto por tomar las 12 copas de vino. Bueno, o solo unos sorbitos, que sino va a ser que se nos olviden los deseos que pedimos para el nuevo año como nos bebamos las doce copas en tiempo.
    Feliz año y besos!!!
    PD. Me alegra que hayas perdido madurez porque tu Blog promete ;)

    ResponderEliminar
  11. Interesante post, y digo interesante porque el la primera vez que leo un post así jejejeje... yo soy irónica y el toque de ironía que tiene el post me encanta.
    Yo no soy de comer 12 uvas pero mi familia de parte de mi marido sí y créeme los últimos años a ninguno de ellos les he visto pedir deseos mientras se comían las uvas, es demasiado difícil creo jajajajaja.
    Un post de lo más entretenido sin duda!
    Besooos!

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja cómo me has hecho reír. Me encanta que le pongan humor a los hechos, cualquiera que sean. Si tu tía está bien, sólo fue un susto. Obvio, paz mundial! jaja Espero que llegues para el auto y no bajes los brazos en derecho... lo del novio... hay una canción que dice:
    -El príncipe azul ya no va en el amor. Sí, el lobo feroz, te ve, te oye y te come mejor.
    Porque no hay que andarse haciendo la cabeza, mientras no aparece el indicado, disfrutemos, disfrutemos del equivocado...

    Feliz 2018!! Besos!

    ResponderEliminar
  13. Jajaja como me reí. Lo lamento por tu tía, espero esté bien! Pero que gracia...
    Mi fiesta fue mucho más tradicional y relajada.
    De hecho, solo pedimos un solo deseo al terminar con las uvas!
    Muy divertido, me reí un montón
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Los deseos de las uvas son graciosos. En mi casa es uno de los momentos, donde siempre hay alguno que pone caras extrañas o se le cae la uva.
    Pues por fin te has animado a escribir en el blog. Todo es ir soltándose que las palabras van solas.

    ResponderEliminar
  15. Lo primero... Espero que tu tía se mejore del atragantamiento por partida doble. Que vaya susto. Y una vez dicho esto... Que bueno tu post!!! Muchas gracias por contarlo de forma tan divertida. A mi lo de los deseos se me olvida año tras año. Me basta con concentrarme a ver si consigo acabar las campanadas. Eso sí, como no me van mucho las uvas, este año me comí 12 lacasitos. ¡Feliz 2018!

    ResponderEliminar
  16. Holaaaaaa!
    Primero de todo, Feliz 2018, espero que sea un año genial. Yo no suelo tomar las uvas, aún así sigo pidiendo deseos tradicionales y, en especial, relacionados con el mundo de las letras y proyectos que quiero alcanzar.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  17. Feliz 2018!!!! Espero que este año que acaba de empezar sea un gran año y que se cumplan todos tus deseos... Yo nunca me acuerdo de pedirlos y luego me enfada conmigo misma... Jajajaja soy un desastre....

    ResponderEliminar
  18. Jajajja que bueno, me he reido un rato gracias a tu post! Y es que me ha visto reflejada y mejor no se puede explicar! Yo este año creo que las uvas estaban medio pochas y me dieron dolor de estómago por dos dias. He decidido no tomar el año que viene, aunque con la idea de las uvas sin pepitas, o mejor la de las copas de vino, mmmm quiza le doy una oportunidad.... te deseo para este 2018 que todos estos grandes deseos se cumplan uno a uno o todos a la vez! Espero que tu tia este mejor. Un beso 😘

    ResponderEliminar
  19. Jajajaja, ¡qué entrada más original!
    A pesar de lo que le pasó a tu tía, menos mal que solo quedó en un susto.
    A mi no me gustan mucho las uvas, nunca las como en las campanadas y de hecho me pone bastante nerviosa ver como mi familia las come a toda prisa, por eso en el momento de las campanadas estoy más pendiente de que nadie se atragante, que de la llegada del 2018, jajaja.

    Yo este año no me he propuesto nada, simplemente que tenga todo lo bueno que he tenido en 2017. :)

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  20. Hola guapa
    Ay me he reído mucho, una forma muy divertida de enfocar el nuevo año, con humor y también buenos deseos.
    Espero que lo de tu tía sea una broma y este sana y salva!
    Me apunto al deseo de que nos llegue la carta de Hogwarts porque ya esta bien, se ha retrasado demasiado!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  21. Jajajaja que manera tan divertida y sarcástica de contar la noche de fin de año y es que si es un problema eso de las uvas 🍇 y sin olvidar que las venden al triple o más de su valor original en esa fecha, yo antes eso comía y fue un caso pues hoy en día ya son las uvas del tamaño de una pulgada debería ser 3 o por lo mucho 6 para los famosos deseos que al final termina siendo promesas de candidato a la presidencia jajajaja, en fin tu humor es muy agradable y me gusta mucho tu cuento y espero que tu tía arregle ese asunto pendiente con las uvas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Nunca me había planteado pedir 12 deseos por las 12 uvas "de la suerte". A mi apenas me da tiempo a pedir uno cuando ya las he comido todas, que es una contrarreloj donde el principal objetivo es no atragantarse...Espero que tu tía se recupere pronto, bss!

    ResponderEliminar
  23. Pues espero que lo de tu tía haya sido una broma, yo no hice ninguna cábala en especial aunque hubo un año en que hice la de las uvas, pero es que con el pasar del tiempo me he vuelto escéptica de las cabalas!

    ResponderEliminar
  24. eso es verdad?? Dios espero que esté mucho mejor! Nosotros este año nos tomamos las uva en los Campos Elíseos, allí no es tradición, pero no quisimos faltar a nuestra costumbre. Eso sí, sin deseos! no nos da para tanto jejeje

    ResponderEliminar
  25. Hola creo que mi comentario no se publicó qué genial y divertido fue tu año nuevo en mi casa no tenemos ninguna tradición fue muy divertida tu tradición de las uvas y no me quiero imaginar Cómo estaría yo con ello en la primera uba ya estaría frustrada al no sea rápida de comer y al pedir deseos Ojalá que el próximo año tomen 12 copas de vino en vez de las de uva Te deseo lo mejor en tu blog Y que siga creciendo saludos

    ResponderEliminar
  26. Hola guapa, desde que mi madre enfermó y luego falleció no me tomo ya las campanadas, no me hace ninguna ilusión Nochevieja y es una noche que lo paso francamente mal así que mi mejor deseo es que acabe pronto! Pero bueno, no está mal empezar el año con ilusión, independientemente de tradiciones que para mí ya son ajenas.. muaksss

    ResponderEliminar
  27. Madre mia! Que fin de año más trágico... ¡Espero que ya esté mucho mejor! Esto me hace recordar mi fin de año pasado, pasé las campanadas en el baño vomitando porque algo me sentó mal...
    Besos desde JustForRealGirls

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...